Motricidad fina

  • Las habilidades que implican el uso de las manos, y en especial, la coordinación con la vista (coordinación óculo-manual), comienzan a desarrollarse desde que los bebés comienzan a agarrar cosas y manipularlas, habilidades básicas que posteriormente se refinarán durante la etapa preescolar. Así, los niños y las niñas, comenzarán a ser autosuficientes y necesitar cada vez menos ayuda de los adultos para realizar tareas cotidianas como comer o vestirse. Posteriormente, serán capaces de expresar sus ideas y la concepción de su entorno a través del dibujo y después de la escritura.

    Como en nuestros talleres, la motivación originada a través de la realización de actividades plásticas, utilizando materiales que estimulan los sentidos (distintas texturas, formas, colores, etc.), desarrollan su imaginación y favorecen su destreza manual, fundamentales para un desarrollo equilibrado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies